3

Cardo Mariano – sus increíbles propiedades

El cardo mariano es una planta medicinal también conocida como Silybum marianum. Esta planta espinosa tiene unas flores violetas con vetas blancas. El principio activo del cardo mariano es la silimarina.

Normalmente el remedio natural del cardo mariano se comercializa como extracto (líquido o seco). El cardo mariano tiene una alta concentración de silimarina (entre un 65% y un 80%) que se concentra en esta planta.

La silimarina es conocida por sus propiedades antioxidantes, antivirales y antiinflamatorias.

De hecho se ha utilizado tradicionalmente para tratar trastornos hepáticos y biliares, para promover la producción de leche materna y para prevenir cáncer e incluso proteger el hígado de mordeduras de serpientes, alcohol y otros venenos medioambientales.

Este artículo explora 7 propiedades científicamente aprobadas del cardo mariano:

1)  Protector de hígado

Seguramente es uno de las propiedades más conocidas del cardo mariano, su efecto en proteger el hígado.

En medicinas tradicionales y complementarias se usa de manera regular para tratar enfermedades hepáticas como el hígado graso no alcohólico, hepatitis incluso cáncer de hígado (1, 5, 6).

 

También se usa para proteger el hígado contra toxinas como amatoxin, que es producida por un tipo de seta y puede ser mortal si se digiere (7, 8).

 

Estudios han demostrado mejoras de la función hepática en personas con enfermedades del hígado que han tomado suplementos de cardo mariano, sugiriendo que puede ayudar a reducir la inflamación y destrucción hepática  (9).

 

Más investigación se requeriría para saber cómo funciona el cardo mariano respecto a la reducción de radicales libres que dañan el hígado que se producen a través de la metabolización de sustancias tóxicas para el hígado.

Un estudio también una experiencia de vida ligeramente mayor en personas con cirrosis hepática por alcoholismo

 

Aún así se necesitan más estudios para determinar exactamente la dosis y tiempo de tratamiento necesarios para cada trastornos específico de hígado.

 

Tampoco hay estudios que evidencian que el cardo mariano puede prevenir de estas enfermedades, especialmente si tu estilo de vida no es precisamente sano.

 

2) Enfermedades neuro-degenerativas

El cardo mariano se ha utilizado tradicionalmente en trastornos neurológicos como Alzheimer o Parkinson a lo largo de miles de años (13).

 

Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes significan posibles propiedades neuroprotectivas y pueden ayudar a prevenir la degeneración de la función cerebral a medida que envejecemos (14, 15).

 

Un estudio in vitro y en animales ha demostrado que la silimarina, compuesto activo del cardo mariano, ayuda a prevenir el daño oxidativo a las neuronas, lo que podría ayudar a prevenir deterioro mental  (16, 17).

 

Estos estudios también han descubierto que el cardo mariano puede tener capacidad de reducir el número de placas amiloides en el cerebro de animales con enfermedad de Alzheimer  (18, 19, 20).

 

Las placas amiloides son grupos pegajosos de proteínas amiloides que se forman entre las células neuronales a medida que envejecemos.

Se han visto un número alto en los cerebros de personas con enfermedad de Alzheimer, con lo que se podría pensar que el cardo mariano podría potencialmente ayudar a tratar esta enfermedad dificil (21).

 

Pero actualmente no hay estudios en humanos que podrían demostrar que el cardo mariano tiene este efecto beneficioso en personas con Alzheimer u otros trastornos neurológicos como la demencia o el Parkinson.

 

Tampoco está claro si el cardo mariano se absorbe lo suficientemente para permitir que cantidades adecuadas pasen la barrera hemato-encefálica del cerebro. Tampoco se sabe que cantidades y tiempo de tratamiento serían necesarios para obtener un efecto beneficioso (18).

 

3) Protector óseo

 

La osteoporosis en una enfermedad causada por una pérdida progresiva del hueso.

 

Normalmente se desarrolla lentamente a lo largo de muchos años y causa huesos frágiles que se pueden partir fácilmente en una pequeña caída.

 

El cardo mariano ha demostrado en experimentos in vitro y animales que puede estimular la mineralización del hueso y potencialmente proteger contra la pérdida de masa ósea  (22, 23).

Como resultado, los investigadores sugieren que  el cardo mariano podría ser de utilidad en terapias para prevenir o retrasar la pérdida de masa ósea con mujeres posmenopáusicas  (24, 25).

 

Aún así, no hay estudios en humanos para corroborar esto.

 

4) Mejora de tratamiento contra el cáncer

 

Se ha sugerido que los efectos antioxidantes de la silimarina pueden tener efectos anticáncer, lo que podría ser de ayuda en personas que reciben un tratamiento para el cáncer  (9).

 

Algunos estudios en animales han demostrado que el cardo mariano puede ser útil para reducir los efectos secundarios de los tratamientos anti-cáncer (26, 27, 28).

 

También podría hacer que le quimioterapia sea más eficaz contra ciertos cánceres y en algunas circunstancias incluso para destruir células cancerígenas (9, 29, 30, 31).

Pero los estudios humanos son muy limitados y todavía no han demostrado tener un efecto clínico en personas (32, 33, 34, 35, 36).

 

Esto puede atribuirse a que los humanos no son capaces de absorber la sufiente cantidad para tener un efecto medicinal.

 

Así que serán necesarios más estudios para determinar cómo se podría utilizar la silimarina en personas sometidas a tratamientos anti-cáncer.

 

5) Estimulación producción leche materna

 

A primera vista puede resultar curioso que el cardo mariano podría tener la propiedad de estimular la producción de leche materna. Pero según la Medicina Tradicional China y su teoría de meridianos esto se entiende perfectamente. El meridiano de hígado está íntimamente conectado con las mamas y un bloqueo en este canal podría causar una producción de leche menor.

 

Desde el punto de vista occidental esto ocurre porque aumenta la hormona prolactina que es necesaria para producir leche.

 

Obviamente los estudios son muy limitados, pero uno demostró que las madres que tomaban 420mg de silimarina durante 63 días produjeron 64% más leche que aquellas que recibieron solo el placebo (37).

 

Pero esto es solo un estudio que disponible en la actualidad. Se requiere más investigación para confirmar estos resultados y la seguridad del cardo mariano para madres lactantes (38, 39, 40).

 

6) Acné

 

El acné es un trastornos de la piel crónico inflamatorio. Aunque no es peligroso, puede producir cicatrices y puede ser no solo doloroso sino también molesto.

 

Se puede pensar que se produce por el estrés oxidativo en el cuerpo que juega un rol en el desarrollo del acné (41).

 

Así pues, por sus efectos antioxidanates y antiinflamatorios el cardo mariano puede ser un suplemento útil para personas que sufren este trastorno.

Es interesante que un estudio en personas con acné que tomó 210 mg de silimarina por día durante 8 semanas, estas experimentaron un descenso de las lesiones de acné en un 53% (42).

 

Aún así y como en muchas ocasiones, se requieren más estudios e investigación de calidad.

 

7) Reducción de niveles de glucosa en diabéticos

 

El cardo mariano podría ser un tratamiento complementario útil en personas con diabetes del tipo 2.

 

Se ha descubierto que uno de los compuestos del cardo mariano actúa de manera similar a la medicación antidiabética ayudando a mejorar la sensibilidad a la insulina y descender los niveles de azúcar en sangre (43).

 

De hecho una revisión y análisis reciente mostró que personas que tomaban de manera rutinaria silimarina experimentaron reducciones significativas de la glucemia en ayunas y de la hemoglobina glicosilada  (44).

 

Además las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del cardo mariano también podrían ser beneficiosas reduciendo las complicaciones relacionadas con la diabetes como enfermedades hepáticas.

 

Se requieren más estudios de calidad para confirmar estas recomendaciones.

 

Seguridad del cardo mariano

 

Normalmente el cardo mariano se considera una planta segura mientras se ingiere via oral. De hecho en estudios con altas dosis y con largos periodos solo un 1% de las personas tuvieron efectos negativos y cuando se han informado sobre esos efectos secundarios se limitaba a trastornos intestinales como diarrea, nauseas o hichazón abdominal (1, 45).

 

Pero hay personas que aún así deberían tomar precaución tomando cardo mariano. Esas son:

  • mujeres embarazadas: no hay información ni estudios que podrían corroborar que el cardo mariano es seguro, así que se suele recomendar evitar la ingesta de esta planta
  • personas alérgicas a esta planta o su familia de plantas: asteraceae/compositae
  • personas diabéticas: los efectos sobre la glucemia podrían poner a la persona diabético en riesgo de hipoglucemia
  • personas con ciertos trastornos: el cardo mariano puede tener efectos estrogénicos, lo que puede empeorar trastornos hormonales incluyendo ciertos tipos de cáncer de mama

 

Resumen

El cardo mariano en general es una planta segura que demuestra un potencial como terapia complementaria en varios trastornos de salud incluyendo enfermedades hepáticas, cáncer o diabetes.

 

Pero muchos de los estudios tienen defectos metodológicos, lo que hace difícil una dirección firme sobre esta planta o confirmar sus efectos (46).

 

En general se puede decir que en la mayoría de los casos harían falta estudios de calidad para definir dosis y efectos clínicos sobre esta fantástica planta.

Resumen
Cardo Mariano - sus increíbles propiedades
Nombre del articulo
Cardo Mariano - sus increíbles propiedades

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.